icon-rss-large

www.invertirforex.com

Subscribirse al RSS |

Qué es la volatilidad cambiaría

Publicado en septiembre 23, 2012

La volatilidad cambiaría se refiere a la tendencia de las divisas extranjeras a apreciar o depreciar su valor, lo que afecta a la rentabilidad de las operaciones en divisas. La volatilidad es la medida de la cantidad de los los tipos de cambios y la frecuencia de dichos cambios. Hay muchas circunstancias en que la volatilidad del tipo de cambio entran en juego, incluyendo las relaciones comerciales entre las partes en dos países diferentes y las inversiones internacionales. A pesar de que esta volatilidad es difícil de evitar en tales circunstancias, el uso de futuros para fijar los tipos de cambio puede mitigar los efectos del cambio de precio. (Lo invitamos a ingresar en este enlace para leer más sobre los futuros de divisas)

La volatilidad puede ocurrir en cualquier valor que aumente o disminuya su valor. El término se utiliza a menudo en combinación con el mercado de valores, pero las monedas extranjeras pueden ser también volátiles . Cuando los tipos de cambio son tipos de cambio flotantes, a diferencia de los tipos de cambio fijos, es probable que suban y bajen en valor dependiendo de la fuerza de las economías involucradas. Como resultado, la volatilidad del tipo de cambio es algo que causa efectos de cualquier empresa comercial que involucre a dos países diferentes (Lea también nuestros artículos sobre Los tipos de cambio fijos y Los tipos de cambio flotantes )

Ejemplo de volatilidad cambiaría.


Para ver un ejemplo de la volatilidad cambiaría en acción, imagine que un negocio en un país decide hacer una compra a un proveedor de otro país. Para esto, dichas están de acuerdo en un precio, a pesar de que la transacción comercial real no ocurrirá hasta dentro de seis meses. En los seis meses que pasan, la moneda del país del proveedor se aprecia significativamente. Cuando las empresa compradora cambia  su propia moneda a la moneda extranjera para cumplir con la cantidad especificada en el contrato, tendrá que gastar más de su dinero más para hacerlo.

En ese caso, la volatilidad cambiaría afectó a la sociedad compradora y tal vez su capacidad para obtener beneficios con los suministros que le interese. Pero esta volatilidad puede afectar también a los inversionistas que tratan de aprovechar los mercados extranjeros. Un inversionista estadounidense que pone su dinero en un mercado extranjero para tomar ventaja de las tasas de interés favorables en otro país podría salir perdiendo si bien la divisa se deprecia o si se aprecia la moneda estadounidense durante el plazo de la inversión.

Protegerse contra la volatilidad cambiaría.


Hay diversas formas de protegerse contra la volatilidad cambiaría, pero la mayoría de estos métodos tienen sus inconvenientes. En los negocios extranjeros, una de las partes podría inmediatamente cambiar su dinero a la moneda extranjera intentando prevenir cualquier posible afectación que pueda ocurrir gracias a la volatilidad cambiaría, pero eso sería atar el dinero y evitar que se utilice para las oportunidades nacionales. Los contratos de futuros que se cierran en las tasas de cambio pueden evitar la volatilidad, pero que también evitarían que una de las partes en el contrato se beneficie si las tasas se ponen a su favor.