icon-rss-large

www.invertirforex.com

Subscribirse al RSS |

Qué es un tipo de cambio fijo

Publicado en septiembre 21, 2012

El tipo de cambio es un término que se utiliza para describir el valor de una moneda que se negocia con otra. En general, existen dos sistemas que determinan estas tasas. Un sistema, conocido como el tipo de cambio fijo (también llamado Fixed Exchange Rate), se refiere a un tipo de comercio que sigue siendo el mismo a pesar de los factores del mercado.

La moneda se compra y se vende como cualquier otro producto. Algunas personas compran y venden divisas, ya que están tratando de obtener un beneficio de ello. Otras personas compran y venden divisas, ya que pueden necesitar una moneda diferente para realizar distintas transacciones. Cuando hay un tipo de cambio fijo, la persona recibirá la misma cantidad cada vez que compra y cada vez que vende esas monedas.

Un tipo de cambio fijo se conoce comúnmente como una tasa de cambio fijo. En general, el tipo de cambio fijo funciona cuando los países deciden estabilizar su moneda para el comercio con una moneda importante, como el Dólar estadounidense (USD) o el Euro. La moneda más débil es la que se conoce como la moneda de cambio fijo. Las principales divisas generalmente no están vinculadas, sino que flotan.

Cuando hay un tipo de cambio fijo, este es fijado por la autoridad que supervisa el sistema monetario de un país. En muchos casos, a estas autoridades se les conoce como los bancos centrales. Aunque las tasas de cambio fijas sugieren un grado de permanencia, las tasas pueden ser ajustadas. En algunos casos, el ajuste o abandono total de un tipo de cambio fijo puede ser necesario para salvaguardar los sistemas monetarios de un país.

Porque usar el tipo de cambio fijo:


Los motivos para decidir sobre un sistema de tipo fijo son a menudo bien intencionados. Un país puede ver la decisión como una forma de proporcionar estabilidad, y además puede asumir que esto ayudará a atraer inversiones. Este sistema, sin embargo, ha sido conocido por que en algunas ocasiones resulta en problemas.

El mantenimiento de un tipo de cambio fijo requiere que un país tenga una cantidad suficiente de divisas. Este dinero se conoce como reservas internacionales. Cuando un país tiene suficientes reservas de divisas, con el tiempo se carece de dinero para comprar su propia moneda a cambio de la moneda que está vinculada. Esto se traduce que en la moneda del país se encuentra sobrevalorada o inflada.

Esta situación se puede ilustrar con el turismo. Cuando los turistas van a un país extranjero, es común que deseen intercambiar su moneda nacional por la moneda que se utiliza en el país que está visitando. Si hay un tipo de cambio fijo, se puede esperar que se obtenga la misma cantidad para el intercambio de su moneda nacional cada vez que se realiza un intercambio. Cuando hay una mayor cantidad de visitas por parte de turistas y mayor número de intercambios de moneda, por lo general el país va a querer vender la moneda extranjera y recuperar una cantidad equivalente de su moneda nacional. Cuando un país tiene suficientes reservas de divisas con las que será capaz de comprar su dinero de vuelta.