icon-rss-large

www.invertirforex.com

Subscribirse al RSS |

El costo de la crisis global será de 4 billones de dólares

Publicado en abril 23, 2009

El Fondo Monetario Internacional alertó que, si bien se han registrado algunas mejoras en los mercados de crédito interbancario, el sistema financiero mundial sigue bajo. Además la entidad prevé que la recesión que vive actualmente la economía mundial será larga e intensa y que su recuperación será débil.

De acuerdo con su informe Perspectiva para la economía mundial, el FMI afirma que es muy probable que la conjunción de la crisis financiera y la desaceleración mundial sincronizada originen una recesión excepcionalmente profunda y extendida en el tiempo.

Basado en su estudio sobre la actual crisis financiera, el FMI alerta sobre la prolongada salida de capitales de los países emergentes, pues la situación de escasa liquidez del sistema bancario de los países más avanzados también se prolongará.

Los países del Este de Europa son los que peor se encuentran. En España la situación es dramática, pues el Banco de España ha dibujado un panorama económico desolador para 2009 y 2010.

Además, según el FMI, entre 2007 y 2010 las entidades financieras de EEUU, Europa y Japón perderán 4,1 billones de dólares. Los bancos estadounidenses tendrán que hacer frente a devaluaciones de activos por valor de 2,7 billones de dólares, 500.000 millones más de lo pronosticado en enero.

Es que a los problemas por los activos hipotecarios estadounidenses hay que sumarle el impacto negativo de la recesión en las cuentas de los bancos. Además el organismo multilateral auguró que el volumen de crédito total podría caer en Estados Unidos, Reino Unido y la zona euro a corto plazo, y tardará años en recuperarse.

Otros cálculos del Fondo, indican que la banca de Estados Unidos y Europa requiere 875.000 millones de dólares para volver al nivel de endeudamiento de antes de la crisis, que ha resquebrajado el valor de sus activos.

Se observa que está surgiendo un “proteccionismo financiero”, es decir que los bancos están evitando conceder préstamos. Además las autoridades están presionando para que los bancos dirijan sus préstamos al mercado nacional y para que los consumidores mantengan el gasto dentro de las fronteras.

En vista de la incapacidad que han demostrado las entidades para captar dinero privado, el organismo considera que la intervención gubernamental es fundamental para aliviar la delicada situación financiera por la que atraviesan los bancos.

Por eso recomienda a los gobiernos hacer frente a esta situación inyectando más capital en los bancos para poder normalizar los mercados y sostener el valor de las grandes entidades mundiales en bolsa. También se recomienda, si la situación lo requiere, nacionalizarlos.