icon-rss-large

www.invertirforex.com

Subscribirse al RSS |

La conversión monetaria

Publicado en noviembre 08, 2012

La conversión monetaria es la práctica de convertir los valores contables que aparecen en un estado financiero en una moneda a otra moneda, por lo general a los efectos de cumplir con los requisitos de información financiera. Esta es una rutina para multinacionales y corporaciones donde los estados financieros de las filiales ubicadas en otros países deben ser traducidos a la moneda del país de la sede principal de la compañía.

Otro significado comúnmente entendido de la conversión monetaria es el proceso de cambio de una suma de dinero de un país en un valor equivalente en moneda de otro país, por lo general para facilitar el turismo y algunas operaciones comerciales, incluso dentro del mercado Forex (si desea conocer más a fondo qué es Forex ingrese en este link).

La conversión monetaria es un negocio rentable

Hay muchos factores que hacen de la conversión monetaria en un negocio lucrativo pero arriesgado, sobre todo teniendo en cuenta las recesiones que periódicamente afectan a las economías locales y globales. La moneda de un país puede perder valor cuando su economía es débil, debido a la inestabilidad política, o debido a las prácticas inflacionarias de su gobierno. Esto puede llevar a problemas tanto para las grandes empresas y turistas individuales.

Por ejemplo, una empresa que construye una planta en otro país, y luego ve que la moneda de ese país pierde valor, también pierde parte del valor original de la inversión. La pérdida no sólo puede ser "en papel", sino que influirá en los dividendos pagados a los accionistas, y puede tener un impacto negativo en la cotización de la compañía en el mercado accionario (lo invitamos a leer nuestro artículo sobre la moneda convertible).
 
La conversión monetaria también puede ser un factor en las relaciones internacionales. La mayoría de los países permiten que sus monedas "floten" en contra de todas las demás monedas, lo que significa que el valor de su moneda es fijado por el mercado libre. Algunos países, sin embargo, vinculan sus monedas a otra, por lo general el Dólar estadounidense (USD). El problema con esta práctica es que distorsiona el verdadero valor de la moneda vinculada. Además, por lo general permite que el país ligado pueda acumular reservas de divisas, como dólares americanos, sobre todo con un descuento.
 
La mayoría de los países tienen un negocio de conversión monetaria basado en la atención a los turistas. El tipo de cambio para estas conversiones se suele fijar por el libre precio en los mercados de dinero, a menudo directamente influenciado por los tipos de interés que los bancos pagan por depósitos a corto plazo. Estas empresas obtienen sus beneficios con sólo añadir una pequeña comisión a la tasa de cambio. En algunos países, sin embargo, el gobierno controla todas las operaciones de conversión monetaria, por lo general con el establecimiento de un tipo de cambio artificial. Estas transacciones también permiten al país anfitrión a acumular enormes reservas de moneda extranjera en lo que a veces son precios de ganga.